martes, 30 de agosto de 2011

Crónicas fantasmas a la luz de una vela - Anonimato


Crónicas fantasmas a la luz de una vela - Anonimato


Hace un tiempo y a raíz de la revuelta de Los indignados que recorrió gran parte del primer mundo, se ha hecho famosa la imagen de Anonymus, inspirado en el personaje de la película V de venganza. Esta imagen intenta ilustrar la idea de que hay muchas personas, anónimas, del pueblo, que se expresan, sin intentar protagonizar individualmente, sino actuar de manera colectiva. Es un mensaje con un profundo sentido político, más allá de que se comparta o no dicha expresión y sus métodos. Acá, en nuestro pueblo, la práctica del anónimato se da en los medios periodísticos que permiten comentarios anónimos, las causas son muchas y variadas. Siempre se dice "peblo chico, infierno grande" y como aquí más o menos nos conocemos todos, el decir las cosas con nombre y apellido puede tener consecuencias. Y que no se tome esto como una crítica al pueblo, como muchas mentes mal pensadas van a inferir, ya que en lo personal creo que "pueblo grande es infierno más grande aún". Pero lo cierto es que muchas personas, generalmente muy mediocres, suelen tomar esto que digo como una crítica a San Julián. Pero que me desmientan entonces si esto que digo no es cierto, los empleados públicos y municipales, o beneficiarios de planes sociales que no militan en el oficialismo sino en partidos de signo contrario, si lo que yo digo no es cierto. Desde "apretes" (acoso laboral) hasta intentos de moverlos de sus funciones, etc...muchas opciones para expresarse que hacerlo desde el anonimato a la gente no le dejan. Esto genera que las acusaciones cruzadas, anónimas o con nombres sugeridos, terminen confundiendo lo público con lo privado. Esto es, junto con las denuncias de corruptela, de ñoquis que cobran sin trabajar, de beneficios políticos terminan por mezclarse con líos de polleras, camas ajenas, etc. Y para esto el único límite es la buena fe...lejos de objetarse el por qué , la causa profunda que obliga al anonimato, usan de este recurso para airear disputas personalísimas, o cuestiones que deberían ser resueltas en otros ámbitos. Creo, en lo particular, que usar el anonimato para expresar pensamiento político y/o social, es un recurso válido, pero hacerlo para dirimir cuestiones personales es lisa y llanamente, cobardía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada